Entrevista de trabajo: cómo superarla

Cómo superar con éxito una entrevista de trabajo

Si te quedan unas horas antes de realizar una entrevista de trabajo debes saber que estás a punto de conseguir tu objetivo ya que, por norma general, si haces una buena entrevista conseguirás el empleo. En este post te enseño los distintos tipos de entrevista que existen, las preguntas que pueden hacerte y cómo preparar y superar con éxito cualquier entrevista de trabajo.

En qué consiste una entrevista de trabajo

Si te han llamado para concertar una entrevista de trabajo debes saber que la empresa tiene verdadero interés en contratarte puesto que este es un paso determinante dentro del proceso de selección al que solo llegan los candidatos mejor posicionados para ocupar el empleo vacante.

La entrevista de trabajo o de selección no es más que en un diálogo en el que el entrevistador o entrevistadores te realizarán una serie de preguntas para tratar de determinar, en función de tus respuestas, si eres la persona indicada para formar parte de la empresa. Piensa que si estás haciendo la entrevista es porque la empresa cree que tu perfil es idóneo para ocupar el puesto vacante. En la entrevista lo que tienes que hacer es convencerles de que verdaderamente eres la mejor opción.

En una entrevista va a influir tanto tu lenguaje verbal como tu lenguaje corporal por lo que es imprescindible que la prepares con antelación y conozcas una serie de pautas que te permitirán superarla con éxito.

Tipos de entrevistas de trabajo

Existen diversos tipos de entrevista, los principales son los siguientes:

1. Individual

Cerrada

Se desarrolla según un guión predeterminado de: pregunta–respuesta–pregunta.

El entrevistador tendrá preparadas una serie de preguntas claras y precisas diseñadas para recabar información objetiva sobre ti en relación al puesto vacante. El objetivo del entrevistador es que respondas de manera concreta a determinadas preguntas sobre tu personalidad, formación, experiencia y otras cuestiones relacionadas con el empleo vacante, con el objetivo de evaluar tu idoneidad para acceder al mismo.

Es muy importante que antes de realizarla revises detenidamente tu currículum vitae y te asegures de que no tienes dudas respecto a la información contenida en él.

Abierta

En ella te harán pocas preguntas y muy generales sobre temas de los que interesa que hables, dejándote hacerlo libremente. Suele ser utilizada para recabar información referente a tu personalidad, tu forma de ser o tus motivaciones.

Este tipo de entrevista puede resultar arriesgada debido a que puede darte pie a divagar y contar cosas que resulten negativas a la hora de ser seleccionado.

En su realización es conveniente que ofrezcas siempre un relato bien estructurado y coherente, sin titubeos ni dudas, enfocado en la imagen que quieres dar al entrevistador y fundamentado en los datos que hayas reflejado en tu currículo.

Mixta

Es una combinación de las dos anteriores. Este tipo de entrevistas suele ser el más utilizado puesto que las preguntas cerradas permiten al entrevistador comparar a los diferentes candidatos objetivamente y las abiertas valorar otros aspectos como su personalidad, carácter o motivación.

De choque

En ellas el entrevistador te propondrá situaciones difíciles o conflictivas para comprobar tu manera de reaccionar y solucionarlas. Intentará crear cierto clima de tensión utilizando distintas técnicas y en función de tus reacciones podrá apreciar cómo eres y tu aptitud para cubrir el puesto (verá si eres capaz de mantener la calma, de superar situaciones de estrés o de salir de ellas buscando soluciones rápidas).

En este tipo de entrevistas intenta dar soluciones lógicas o basadas en el sentido común (cuando esto sea posible) y cuida mucho tu manera de responder y de actuar (manteniendo siempre la calma y sin perder el control en ningún momento).

Técnica

El objetivo de esta entrevista es valorar los conocimientos técnicos que posees respecto a diferentes materias relacionadas con el desempeño del puesto. Es una entrevista muy específica a través de la cual el entrevistador tratará de descubrir qué cualidades, habilidades y conocimientos teóricos y/o prácticos posees y cómo los aplicarías en el desarrollo del trabajo. 

Lo fundamental de este tipo de entrevistas es que puedas demostrar lo que sabes sobre la profesión en cuestión y que puedes desenvolverte con éxito en situaciones complicadas.

Telefónica

Suele utilizarse para hacer una primera preselección y eliminar a los candidatos menos interesantes.

Para hacer este tipo de entrevistas relájate, responde correctamente a las preguntas y entérate bien de todas las condiciones que te ofrecen (si no son atractivas no merece la pena continuar en el proceso).

Si no pudieras realizarla en ese instante ofrécete a llamarles en otro momento (siempre concretando fecha y hora).

2. Grupal

Discusión en grupo

Se proponen una serie de temas para que los candidatos discutan libremente mientras el entrevistador va cogiendo notas del desarrollo de la entrevista. Con ella puede apreciarse la personalidad de los participantes poniendo de manifiesto aspectos como: capacidad de liderazgo, introversión, extroversión, capacidad de escucha…

Algunos consejos para realizarlas con éxito son:

  • No guardes silencio ni monopolices la charla.
  • No polemices.
  • Habla claro, argumentando lo que digas y tratando de ser breve.
  • Trata de no ser dogmático.
  • Sobre todo piensa bien lo que vas a decir antes de hablar.

Presentaciones

En ellas el entrevistador insta a los participantes a que se presenten para evaluar su manera de expresarse y trayectoria profesional, entre otras cuestiones.

Para realizarla con éxito relájate y habla con tranquilidad. Exprésate con corrección y naturalidad, describiendo tus cualidades y experiencia según la imagen que quieres proyectar y apoyada siempre en los datos de tu currículo.

En el pack de recursos para el empleo, aparte de otras herramientas, tienes una completa guía de entrevistas de trabajo para que puedas prepararla adecuadamente y conseguir el puesto al que te presentes.

Consejos para afrontar con éxito una entrevista de trabajo

Cuanta más información tengas de la empresa y del puesto de trabajo a cubrir más acertadas serán tus respuestas.

Lo fundamental antes de una entrevista es que la preparares a conciencia considerando cada aspecto de la misma, sobre todo las posibles preguntas que puedan hacerte, reflexionando sobre la respuesta más adecuada a cada una de ellas.

Para realizar con éxito una entrevista debes preparar un discurso lógico acerca de tu vida laboral apoyado en tu currículum, que explique cada una de las situaciones vividas con total lógica y naturalidad.

Algunos consejos útiles para superar con éxito una entrevista de trabajo son los siguientes:

Cosas que debes hacer en una entrevista de trabajo

  • Asegúrate del día, hora y lugar de la entrevista.
  • Deja los nervios en casa.
  • Sé puntual. Es aconsejable llegar al lugar con tiempo suficiente para sosegarse y entrar relajado (con diez o quince minutos es suficiente). En caso de no poder llegar a la hora prevista excúsate y pide cita para otro día.
  • Es conveniente acudir con una carpeta con tu currículum y todos los documentos que puedan ayudarte o requerirte, así como disponer de folios y bolígrafo para realizar anotaciones en caso de que sea necesario.
  • Acude con buen aspecto. Elige la vestimenta más adecuada en función de la empresa y el tipo de trabajo al que optas. Siempre debes transmitir una imagen de madurez y profesionalidad.
  • Debes ser educado, simpático y natural.
  • Sonríe. La sonrisa (no a carcajadas ni en exceso) crea buen clima y relaja la tensión de la entrevista.
  • Cuida las posturas y posiciones de tu cuerpo. No te muestres muy tenso ni muy relajado.
  • Cuida tanto tus expresiones verbales como no verbales. Habla con educación y profesionalidad.
  • Trata de mirar siempre a los ojos del entrevistador pero sin intimidarlo.
  • Escucha las preguntas que te hagan atentamente entendiendo siempre lo que te están diciendo.
  • Contesta a las preguntas con confianza con la respuesta que consideres más adecuada (nunca respondas de forma impulsiva).
  • Tus respuestas deben ser directas y concretas, ciñéndote en todo momento a lo que te preguntan.
  • Si tienes alguna duda sobre algún aspecto de la entrevista pregunta.
  • No des explicaciones innecesarias, ya que podrías estar facilitando informaciones perjudiciales para tu elección.
  • Muestra iniciativa y capacidad para resolver problemas y plantear soluciones.
  • Muestra interés: pregunta por las características del trabajo, funciones, tareas… (ojo con preguntar sobre el sueldo).

En una entrevista de trabajo se valorará positivamente:

  • Ser desenvuelto
  • Ser agradable, simpático.
  • La tolerancia a la tensión.
  • La capacidad de organización y planificación.
  • La capacidad para resolver problemas y situaciones.
  • Tener Iniciativa.
  • Tener confianza en ti mismo.
  • Capacidad de adaptación.
  • Polivalencia.
  • Mostrar interés por el empleo.
  • Actitud positiva y entusiasmo.
  • Buenas dotes comunicativas.

Cosas que NO debes hacer en una entrevista de trabajo

Aunque alguna de las siguientes cuestiones te parezca obvia, tenlas en cuenta a la hora de realizar una entrevista de trabajo.

En una entrevista NUNCA debes:

  • Mascar chicle.
  • Jugar con objetos (llaves, bolígrafos…) o utensilios que tengas a tu alcance.
  • Mirar repetidamente el reloj.
  • Morderte las uñas.
  • Moverte mucho.
  • Mostrarte inseguro.
  • Parecer distraído.
  • Cambiar constantemente de tema.
  • Responder a las preguntas con otras preguntas.
  • Exagerar.
  • Agobiarte o desesperarte (verbalmente o con gestos).
  • Parecer irritable, nervioso o impaciente.
  • Ser incoherente, contradecirte.
  • Discutir, hacer correcciones, interrumpir o poner en duda los argumentos del entrevistador.
  • Utilizar coletillas o lenguaje vulgar.

En una entrevista de trabajo se valorará negativamente:

  • Ser pasivo, indiferente.
  • No saber estar, demostrar poca educación.
  • Prestar poca atención, parecer distraído.
  • Ser problemático, conflictivo.
  • Acudir con apariencia descuidada.
  • Aires de arrogancia o excesiva confianza.
  • Parecer nervioso o ansioso.
  • No mirar al interlocutor.
  • Estar a la defensiva.
  • Interesarse más por el sueldo que por el trabajo.
  • Poca facilidad de comunicación.

Posibles preguntas en una entrevista de trabajo

A continuación te muestro posible preguntas que pueden hacerte en una entrevista de trabajo. La mayoría de ellas no tienen una respuesta concreta que sea la más acertada puesto que esta dependerá del tipo de empresa y del puesto de trabajo al que estés optando. Como dije al principio, lo fundamental es que prepares muy bien la entrevista y reflexiones sobre la respuesta más adecuada a cada una de las siguientes cuestiones en función del perfil profesional que el puesto demanda y de la empresa que vaya a contratarte.

Preguntas sobre anteriores trabajos

  • ¿Has trabajado anteriormente? ¿Dónde y cuánto tiempo?
  • ¿Qué puesto ocupabas y qué funciones realizabas?
  • ¿Por qué dejaste tu anterior trabajo?
  • ¿Volverías a trabajar en alguno de tus anteriores trabajos?
  • ¿Qué opinas de tus anteriores jefes?
  • ¿Has vivido alguna situación conflictiva con tus jefes o compañeros de trabajo? ¿Cómo la solucionaste?

Preguntas sobre tu formación

  • ¿Qué estudios has realizado? ¿Por qué los elegiste?
  • ¿Cuáles eran tus asignaturas preferidas? ¿Por qué?
  • ¿Cambiarías algún aspecto de tu trayectoria formativa? ¿Cuáles? ¿Por qué?

Preguntas sobre tu actitud en el trabajo

  • ¿Organizas y planificas tu trabajo antes de llevarlo a cabo?
  • ¿Prefieres trabajar en equipo o individualmente? ¿Por qué?
  • ¿Prefieres un ambiente de trabajo competitivo o de colaboración?
  • ¿Qué vas a hacer para cubrir las posibles carencias que puedas tener?
  • ¿Qué puedes aportar a la empresa?
  • ¿En qué te diferencias de los demás candidatos?

Preguntas sobre tu personalidad

  • ¿Cuáles son tus mejores cualidades?
  • ¿Cuáles son tus peores defectos?
  • ¿Sueles tomar decisiones de forma impulsiva o por el contrario reflexionas con tranquilidad antes de actuar?
  • ¿Te consideras una persona tímida?
  • ¿Cómo te sueles enfrentar a los problemas?
  • ¿Cómo te tomas las críticas?
  • ¿Confías en ti mismo y en tus posibilidades?
  • ¿Eres una persona responsable?
  • ¿Eres constante?

Preguntas sobre tu situación personal

  • ¿Cuál es tu estado civil?
  • ¿Tienes personas a tu cargo?
  • ¿Has pensado en casarte?
  • ¿Has pensado en tener hijos?
  • Si estás casado o tienes personas a tu cargo, ¿afectaría esto de alguna manera en tu trabajo?
  • ¿Tienes disponibilidad para cambiar de residencia?

Seguimiento de la entrevista de trabajo

Una vez realizada la entrevista es aconsejable realizar un seguimiento para que el entrevistador no te olvide, pues seguramente tras haber entrevistado a un numeroso grupo de personas se acuerde únicamente de alguna que le haya impactado especialmente.

En caso de que las cosas hayan ido bien, de que el puesto y la empresa te interesen y veas que tienes posibilidades, debes preparar un mensaje de seguimiento para el seleccionador y hacérselo llegar, bien por correo electrónico o por teléfono (en el caso de que tengas la posibilidad).

Su finalidad debe ser reforzar tu candidatura y hacer que te recuerde. Para ello puedes preguntarle por la marcha del proceso, aportarle alguna información que no hayas dado anteriormente o referirte a algo específico de lo que hablasteis en la entrevista.

Debes ser sobrio y directo, siempre agradeciendo la oportunidad que la empresa te ha brindado de participar en el proceso y haciendo ver tu interés por el puesto sin resultar pesado ni desesperado. Lo ideal es que aportes algún dato con el que le recuerdes a la persona que eres el candidato adecuado para el puesto.

El hecho de mandar un mail o hacer una llamada de seguimiento no te va a asegurar que te escojan para el puesto, pero si existe alguna posibilidad de que tenga un impacto positivo la estarás aprovechando.

Por otro lado, va a dejar constancia de tu interés por el puesto y una buena imagen de ti que te va a colocar en buena posición en la mente del entrevistador.

Vídeo

Manuel Liberal

Soy la persona que está detrás de Formando Empleo. Desde 2009 ayudo a mis clientes e imparto formación relacionada con la Administración y Creación de Empresas, WordPress y Orientación Laboral.

Formo parte del fichero de expertos docentes de la Junta de Extremadura y de Andalucía y he colaborado entre otros con la Agencia Tributaria, la Universidad de Extremadura, Eplus Consultores o BBVA.

Deja un comentario

error: